Coliflor gratinada en salsa de yogurt

La coliflor blanca es solo una de las tantas variedades de coliflor que se cultivan y debe su color al método que emplean los agricultores para producirla. Ellos unen por encima de la planta las hojas verdes que la rodean, impidiendo de ésta manera la entrada del sol para así inhibir también el desarrollo de la clorofila, pigmento que les confiere el color verde. El agricultor decide, por lo tanto, el tipo de coliflor que desea producir y controla todo el proceso del cultivo para asegurarse de conseguir el resultado deseado.

De la misma manera, el ser humano es llamado a tomar el control de su vida, tomando decisiones en función del resultado que desee alcanzar. La biblia nos invita a guardar nuestro corazón porque de él mana la vida (Prov 4:23), es decir, las palabras, los pensamientos, las decisiones. De ellos proviene el poder para matar o dar vida. Así como el agricultor protege la coliflor con sus hojas, nosotros también debemos proteger nuestro corazón con la presencia de Jesús y la guía del Espíritu Santo para tomar decisiones sabias, hablar con esperanza y pensar en lo amable, puro y honesto (Filipenses 4:8.) Haz un alto y escúchate! Qué sale de tus labios diariamente hacia tus hijos, tu familia, sobre ti mismo? Qué dices cuando estás en dificultades? Es en esos momentos cuando realmente sale lo que hay en nuestro corazón. Permitamos que de nuestra boca salgan solo palabras de vida: de amor, de comprensión, de misericordia y reconocimiento. Pidamos al Señor que saque de nuestro corazón todo lo que trae muerte espiritual: palabras de juicio, envidia, insatisfacción y desesperanza (mateo 15:19).

Lucas 6:45 «El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno, el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca»

 

Ingredientes

Portiones para 8 raciones
  • 1 coliflor dividida en ramitos
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 175 grs de yogurt griego natural
  • 75 grs de jamón
  • 2 Chorizos cortados en rodajas
  • 150 grs de queso parmesano rallado o de cualquier otro queso cortado en rodajas
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • Sal , pimienta , orégano y nuez moscada al gusto
  • Nueces trituradas (opcional)
  • Mantequilla

Preparación / 30 minutos

  1. Cocemos la coliflor en agua con sal hasta que esté blanda.
  2. Enmantequillamos un refractario en el que colocamos los ramitos de coliflor cocidos.
  3. Cortamos el jamón en cuadritos medianos y reservamos aparte.
  4. En un bol batimos los huevos con sal, pimienta, nuez moscada, orégano y el perejil.
  5. Disolvemos la harina en el yogurt, mezclándolo bien con los huevos, la mitad del queso, los chorizos y el jamón.
  6. Cubrimos la coliflor con ésta salsa y espolvoreamos el resto del queso y las nueces.
  7. Colocamos trocitos de mantequilla bien distribuidos sobre la preparación y llevamos al horno precalentado a 180º C hasta que la superficie esté gratinada.