Pollo con yogurt

Hoy nuestro plato fuerte tiene como ingrediente principal al pollo, siendo ésta una de las carnes más apetecidas que tenemos en nuestro menú por su costo económico y sus pocas calorÍas. El pollo nos ofrece la posibilidad de aprovechar casi todas sus presas, de explotar nuestra creatividad variando su preparación de agridulce à salado; de asado a frito; de guisado a la babecue; solo o relleno, etc. De nosotros depende el provecho que saquemos de éste precioso alimento.

Así como podemos aprovechar la oportunidad de preparar ésta receta, Dios nos invita también a aprovechar los tiempos de Dios, es decir las oportunidades que se presentan en las diferentes circunstancias de nuestra vida personal, familiar, laboral para crecer espiritualmente y acercarnos a Él, según el cronograma de Dios, y no según el nuestro (eclesisatés 3 :1). Sin embargo éstas oportunidades vienen accompanadas generalmente de cambios y ajustes que muchas veces demandan sacrificio o nos causan dolor o incomodidad. A todos nos llegan las oportunidades por igual en el tiempo oportuno de Dios, depende de cada uno el saberlas aprovechar. (Daniel 2:21). Cuál es el tiempo del Señor para éste momento de tu vida? Puede ser disfrutar el tiempo de descanso (Hechos 3 :19) con tus hijos y esposa sin carreras ni afanes por lo terrenal, tal vez sea el tiempo de buscar al Señor (Isaias 55 :7), o quizas el tiempo de la visitacion del Senor a nuestras vidas (Lucas 19 :44); tiempo de sembrar (eclesiatés 3 :2) en nuestros hijos amor y no resentimiento, tiempo de acquirir conocimiento o sabidurÍa (Daniel 2 :21) aprendiendo de los errores o de las situaciones difÍciles, tiempo de sanar heridas (eclesiastés 3 :3); de trabajar sirviendo en tu iglesia, etc.

Eclesiates 9:11 «Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes ni aún de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos»

 

Ingredientes

Portiones para 8 raciones
  • 1 pollo cortado en presas
  • 1 cebolla picada
  • Ajo al gusto
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 2 cucharaditas de harina de trigo
  • 200 gr de yogurt natural
  • 1 cda de vinagre o jugo de un limón
  • ½ pimentón
  • 1 cebolla en rama
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación / 45 minutos

  1. Lavamos las presas y les agregamos el vinagre o jugo de limón.
  2. Cortamos finamente las cebollas, el ajo y el pimentón.
  3. Doramos las presas de pollo saladas y pimentadas en una cacerola con el aceite, a fuego medio-alto.
  4. Agregamos las cebollas, el ajo y el pimentón previamente cortados dejándolos rehogar unos 5 minutos.
  5. Incorporamos 1 1/2 taza del caldo y el yogurt. Cocinamos a fuego medio-alto durante 25 minutos.
  6. En éste momento, disolvemos la harina de trigo en la otra media taza de caldo hasta que quede sin grumos y la agregamos al pollo. Dejamos hervir por 5 ó 10 minutos removiendo constantemente.
  7. Dejamos reposar por 5 minutos antes de servir.
  8. Podemos servir éste pollo acompañado de papas gratinadas y una ensalada verde.