Crema de la provisión de Dios

Nada mejor en estos días fríos que una buena sopa o crema casera para revitalizarnos y continuar nuestra jornada diaria. Para ello no necesitamos ingredientes especiales ni costosos, sino que podemos utilizar todos aquellos ingredientes que normalmente tenemos en el refrigerador y que han sido provistos por la mano generosa del Señor.  Todo lo que hay en cielo y en la tierra le pertenece a Él, (Salmo 50:10 - 12), por lo tanto Él suple todas nuestras necesidades materiales, físicas, afectivas y espirituales. Sin embargo, muchas veces no nos damos cuenta que sus bendiciones están enfrente nuestro, más cerca de lo que pensamos. Acerquémonos a Él con un corazón agradecido, aún por sus provisiones menos evidentes y en los momentos más difíciles, seguros de que Él «suplirá nuestras necesidades conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.» Filipenses 4:19. Recordemos que Él nos revitaliza diariamente con Su palabra, Su presencia y Su provisión.

Tesalonicenses 5:16 -18 « Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.»

 

Ingredientes

Portionespara 6 raciones
  • 1 cebolla grande
  • 2 ramas de apio
  • 1 calabaza
  • 1 zanahoria
  • 2 papas
  • ½ brocoli
  • 1,5 lt de caldo de pollo, carne, etc.
  • 15 ml de mantequilla o aceite
  • Sal y pimienta al gusto
  • Queso (opcional)
  • Crema de leche (opcional)

Nota: Podemos utilizar todos los ingredientes que tengamos a nuestra disposición: restos de carne, de pollo u otros, verduras de diferente tipo, crème sure, pan tostado, galletas, etc.

Preparación / 30 minutos

  1. En una cacerola sofreir la verdura, salvo el brócoli, en la mantequilla durante 10 minutos a fuego lento.
  2. Agregar el caldo de pollo y el agua a este sofrito dejándolo cocinar a fuego lento durante otros 25 minutos.
  3. Tener en cuenta que la proporción de verdura y agua debe ser la misma. Es decir, si cocinamos 1,5 lt de agua, la proporción de verdura debe ser también de 1,5 lt.
  4. 5 minutos antes de terminar la cocción agregar el brócoli, dejarlo enfriar un poco antes de pasarlo por la licuadora o por el robot de cocina.
  5. Servir caliente agregándole el crème sure o la crema de leche


Variantes

  1. Podemos utilizar el pan para hacer crotones y acompañar este suculento plato. Para ello, cortamos el pan en cuadritos, lo ponemos en un refractario, le agregamos aceite de oliva, ajo y sal. Lo llevamos al horno a 350 °C hasta que estén dorados, volteándolos con una cuchara una sóla vez.