Pasta navidad con pavo

En muchas situaciones nos sentimos solos, sin alegría ya que a nuestra vida le falta sabor y color, así como en nuestra receta donde nuestros ingredientes como el pavo y la pasta no tienen mucho sabor solos, es decir, que les falta acompañarlos con algo para mejorar su sabor. Cuán valioso es reconocer que el compañero y sazonador de nuestra vida es Jesús y que por intermedio de su iglesia nos invita a vivir en fraternidad con nuestros hermanos en Cristo.

De la misma manera que los colores vivos de la pasta aportan vistosidad a éste plato, el Señor por medio de su gracia también aporta un nuevo aliento y encanto a nuestras vidas ya que cambia nuestras tristezas en alegrías y nos reúne a todos para que nos acompañemos y nos alegremos los unos con los otros, apoyándonos y levantándonos en los momentos difíciles o festejando en los momentos de alegría. Aprovechemos esta época de navidad para estrechar la relación con Jesús y así seremos llenos de alegría y sin diferencias viviendo en armonía los unos con los otros.

Salmo 133:1 "Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía."

 

Ingredientes

Portionespara 4 raciones
  • 1 pechuga de pavo cortadas en dados medianos
  • 1 cebolla grande picada finamente
  • 1⁄2 libra de champiñones en láminas
  • 2 cucharadas de harina todo propósito
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1⁄4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 bolsa de espinacas
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 1⁄2 taza de queso suizo rallado
  • 2 tazas de pasta de colores cocidas
  • Ajo y sal al gusto

Preparación / 40 minutos

  1. Cocinamos la pasta según instrucciones del empaque. Reservamos.
  2. Sazonamos los cubos de pavo con sal al gusto.
  3. En un sartén grande antiadherente sofreímos los cubos de pavo en la mantequilla
  4. a fuego medio-alto, hasta dorarlos por cada lado aproximadamente por 5 minutos, volteándolos de vez en cuando. Reservamos.
  5. Ponemos más mantequilla o aceite, de ser necesario, para sofreír la cebolla y el ajo a fuego bajo por 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Agregamos un poco de agua en caso de ser necesario.
  6. Añadimos los champiñones y el pimentón a la mezcla anterior y cocinamos 5 minutos más removiendo para evitar que se pegue. Espolvoreamos con la harina y cocinamos 1 minuto más.
  7. Agregamos la nuez moscada y la sal al gusto y llevamos a ebullición. Bajar el fuego y dejar hervir a fuego lento durante 1 minuto. Agregamos gradualmente la espinaca y cocinamos hasta que esté cocida.
  8. Agregamos el pavo y la mostaza dejándolos integrarse a los otros ingredientes y finalmente añadimos el queso suizo hasta que esté derretido.
  9. Servimos inmediatamente las pastas cocidas previamente y colocamos encima la salsa de pavo y espinaca.