Pastores principales de Nueva Vida

El pastor David Matczenko nació en Argentina. Es hijo de inmigrantes ucranianos, los cuales huyendo de la segunda guerra mundial, encontraron refugio seguro en tierras lejanas. Desde joven participó activamente en la obra de Dios, al igual que su esposa Irma Alegre. Ellos tienen la bendición de compartir ya más de 25 años juntos, desde el día en que se prometieron un “sí” para establecer sus lazos matrimoniales.

Tanto el pastor David como su esposa Irma poseen diplomas universitarios y son graduados del Instituto Bíblico Teológico. Él graduado como Ingeniero Mecánico y ella graduada como Técnico en Laboratorio Medical, avalan el profesionalismo de este matrimonio.

 

Ahora dejemos que el pastor David nos cuente un poco su historia:

“Todo comenzó con un sueño que Dios colocó en nuestros corazones, un llamado a salir de nuestra zona de confort para alcanzar con el evangelio a aquellos que estaban en otras naciones.

Nuestros comienzos fueron en pequeñas iglesias, donde uno comienza aprendiendo a hacer todo al no disponer de muchos recursos. Diácono, anciano y luego pastor principal de una nueva iglesia, fueron parte de nuestros comienzos en la obra de Dios. Hoy, podemos ver con alegría y orgullo que todos estos trabajos no fueron en vano, ya que estas obras avanzan y siguen creciendo para la Gloria de Dios.

En una ocasión que presidía una reunión dominical en Argentina (hace ya más de 20 años), Dios colocó en el corazón de mi pastora un texto bíblico que me hizo llegar escrito en un trozo de papel. Dicho texto era del profeta Jeremías 1:5 “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”. Guardé esa palabra en mi corazón por muchos años. Me preparé, asistí a entrenamientos de líderes y pastores y di mi nombre en cuanta actividad se realizaba en mi iglesia; con el solo objetivo de capacitarme para el día en que el Señor me enviara a las naciones.

Pasaron más de 15 años desde que recibí aquella palabra, y mi sueño seguía vigente y con más deseos que nunca de ser cumplido. Fue entonces cuando, junto con mi esposa, entendimos que llegaba el tiempo de dejar nuestra zona de confort, de dejar “nuestra tierra” para ir a trabajar en “Su tierra”. Buscamos la respuesta en diferentes naciones, hasta que Dios nos abrió la puerta para emigrar a la provincia de Quebec. Llegó el momento de tener que tomar grandes decisiones y dejar de lado muchas cosas que nos mantenían lejos del lugar donde Dios nos llamaba.

Fue el año 2005 el momento en que llegamos a este maravilloso país, el tiempo en el cual las cosas comenzaron a aclararse para con nuestro llamado. Entendimos que no saldríamos a “las naciones” sino más bien, que las naciones vendrían a nosotros.

En abril del año 2009, comenzamos la Iglesia Nueva Vida, obra donde se amalgaman dos visiones: la del pastor Claude Houde, pastor principal de la Iglesia Nouvelle Vie y nuestra visión, la cual es establecer una iglesia de impacto en medio del mundo hispano de nuestra ciudad. Cada hispano viene de una ciudad diferente, de una costumbre diferente, de una tradición diferente; pero tenemos algo en común, tenemos el mismo Dios.

Hoy la Iglesia Nueva Vida, es el resultado del plan de Dios para el mundo hispano en la provincia de Quebec. No dudo que este Plan de Dios tiene grandes desafíos, pero también tiene grandes victorias. Estamos trabajando para alcanzar nuestro pueblo con una Palabra de bendición y queremos establecer Su evangelio en el mundo de habla hispana. Los comienzos son pequeños, pero entendemos que Dios tiene grandes planes para nosotros. Te alentamos a seguir y a trabajar mancomunadamente para que Dios sea conocido en medio nuestro.”